Objetivos

Dadas las complicaciones que implica la edición de un libro por medio de editoriales confiables actualmente,  la idea de promover “La Fe de los Mártires” por este medio fue grata, tanto por las facilidades económicas, como por la facilidad de llegarle a la gente interesada, quizá, también, a otros no tan interesados.  

Es un hecho innegable que pocas personas lean por placer estos días, ya por falta de tiempo o por mera ignavia, sin embargo, confío en que por esa misma razón esta historia pueda ofrecer un nuevo rumbo a aquellos que aún no se han encontrado con ella.

Me entristece sobremanera ver cómo en mi propio país la literatura ha ido decayendo, pese  a los grandes escritores que siempre la han constituido, no sólo por falta de lectores, sino por la propia tradición de mantener la propia juventud a la sombra de esos grandes. Con temor a equivocarme con tan descaradas reflexiones, dejo estas líneas a la posteridad.